No todo son series americanas III

Hoy le toca a una producción canadiense: Murdoch mysteries que ya cuenta con X temporadas. Murdoch es un avanzado detective de un Toronto entrando en el siglo XX, que utiliza las últimas tecnologías para resolver sus casos; contando, además, con la aparición de personajes reales de esa época.

La trama interna de los protagonistas y los casos con personajes reincidentes refuerzan la estructura dramática y le dan más coherencia a la resolución de los crímenes. La ambientación está bien lograda así como las costumbres y los carácteres de esos tiempos.

En cuanto a la interpretación también se nota que está cuidada con una actuación convincente sin exageraciones, con planos donde el gesto y los movimientos acaban los diálogos incluso en los personajes de fondo.

El punto dramático es aderezado con alguna situación cómica venida a cuento, creando un logrado equilibrio.

 

No todo son series americanas II

Endeavour es una serie ambientada a mitad de los años 60 y trata sobre los comienzos como agente de policía en Oxford del Inspector Morse. Un episodio piloto y doce más en tres temporadas son un bagaje, aparentemente, corto o escaso; pero la realidad son una puesta en escena y unas interpretaciones totalmente fuera del registro industrial de consumo.

Los noventa minutos de cada entrega cumplen con las más exigentes expectativas de los aficionados al género policial, en donde la investigación y las interpretaciones priman sobre la acción y la violencia. Las tramas siempre tienen algún giro final para sorpresa y como premio del espectador.

La personalidad del protagonista Morse es tan compleja o más que a los casos que se enfrenta, siendo su arrogancia el punto de inflexión, tanto cuando acierta como cuando se equivoca en sus conjeturas o conclusiones.

No todo son series americanas I

La afición a las películas y a las series de Tv suelen nos lleva a visionar casi de todo y, por supuesto, en su mayoría de producción made in USA aunque se rueden en Canadá 🙂

Voy a romper lanzas por otras procedencias y empiezo por una producción australiana. The Doctor Blake Mysteries es una serie, ya en su cuarta temporada, que recoge los casos de un médico que colabora como asesor policial.

La ambientación corresponde a finales de los 50 y su punto fuerte radica en unos personajes, para nada planos, donde se conjuga su relación personal con la actividad policial.

El esquema y el tempo están en consonancia con las series británicas, con una cuidada puesta en escena e interpretación, en donde predomina la investigación y no los tiroteos o persecuciones espectaculares más propias de sus homólogas made in USA.