Diario de un percebe (soso): sábado 20 de enero flemas y cine

He intentado dormir un poco más, después de llevar la semana, a tres horas diarias por las flemas del catarro. Si, alguna alma caritativa de la oficina, se acordó de mi y quiso dejarme sus saludos y los de sus microbios. No ha habido manera y he hecho lo de siempre, a ver que lo … Sigue leyendo Diario de un percebe (soso): sábado 20 de enero flemas y cine

Anuncios

La tertulia de las diez: La Técnica Igor o las sombrereras de la familia

Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez. Los avances tecnológicos del último siglo fueron exponenciales en la conservación cerebral de la vida. Hace cincuenta años, mantener un cerebro vivo fuera del cuerpo, era cosa de semanas, con la Técnica … Sigue leyendo La tertulia de las diez: La Técnica Igor o las sombrereras de la familia

La tertulia de las diez: La victoria final

Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez. El tiempo se había acabado, ninguno dábamos crédito a semejante acontecimiento, la gente miraba, los parados relojes, y se sentía extrañada. Habíamos ganado al inexorable y todavía no eramos conscientes de ello. … Sigue leyendo La tertulia de las diez: La victoria final

Diario de un percebe (soso): 16 de enero, día de dotes de orientación

Hoy tuve trabajo en la provincia, la zona era bastante dispersa y con caminos más que carreteras. Además cuando acabará no me daría tiempo de volver para comer, así que tendría que buscar un sitio por la zona. Hice bien los deberes y me marqué la ruta menos retorcida de donde tenia que hacer la … Sigue leyendo Diario de un percebe (soso): 16 de enero, día de dotes de orientación

Diario de un percebe (soso): Lunes 15 de enero. Noche de pesadillas

Anoche me desperté sobresaltado, empapado de sudor y con la respiración jadeante, había tenido una horrible pesadilla. Soñé que estaba en una estancia sin ventanas ni luz, totalmente a oscuras, para alguien con claustrofobia como yo, totalmente intolerable. Abrí los ojos y, ahora despierto, seguía sin ver nada, el desasosiego iba en aumento. Con los … Sigue leyendo Diario de un percebe (soso): Lunes 15 de enero. Noche de pesadillas