Escribir Jugando (noviembre)


Escribir Jugando (noviembre)

El zorro que, por cruzar la carretera, casi cambia también de barrio

El Caronte de los ratones observaba a su futuro nuevo viajero. Todos los días igual, aquel zorro para desayunar daba buena cuenta de una madriguera. Ninguno de los presentes prestó atención a la nueva fábrica de coches que se levantaba en el terreno de al lado.
Así fue como, gracias a un flamante Ford T de 1908 en su prueba de rodaje a unos desorbitados 70 km por hora, arrolló al zorro que acechaba a un pequeño ratón. Durante una buena temporada la dieta del raposo sería solo de grano. El pequeño barquero, desde el río del Limbo, soltó una carcajada.

9 comentarios sobre “Escribir Jugando (noviembre)

  1. Bien, tú también has salvado al ratoncillo.
    Estupenda tu propuesta, es difícil con tan poquitos elementos que los micros no se parezcan pero es más difícil que se frene nuestra imaginación. jajaja.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .