Escribir jugando (enero)


Escribir jugando (enero)

El regalo de Año Nuevo para los duendecillos del bosque

Era enero ya, por fin, los fuegos artificiales de la villa, como coloridas estrellas fugaces, así lo confirmaban. Todos los duendecillos del bosque, vestidos con sus mejores galas esperaban cada año este momento para coger los pequeños regalos que los aldeanos del valle les dejaban. Saki, la gnomita más pequeña y que de Japón había venido, se confundió y por toda la sala iba arrastrando el pesado presente del niño de la casa, sus primeras botas de monte.
Menos mal que el ladino gato de la casa, después de reírse panza arriba, le indicó a Saki cual era el suyo.

100 palabras justas, ni una más ni una menos


27 comentarios sobre “Escribir jugando (enero)

  1. Gracias Manuel tu confianza me contagia auto estima y te lo digo más en serio que de broma. Aunque en esta ocasión el pan casi se me queda duro y caduco la semana próxima. Me alegro de que te haya gustado y tu comentario ten por seguro que muy bien recibido, gracias 🥂🖐🏼

    Le gusta a 2 personas

  2. Se confundió Lídia, era su primera vez 😂 en esa tradición de dejar un regalito a los duendes por Año Nuevo para que estos vigilen las cosechas y no desapezca el ganado. Al menos no más de la cuenta 😂😂
    Hasta febrero que ya falta poco 🙂👍

    Le gusta a 1 persona

  3. Ese gatito era un poco macarra. Menos mal que luego sale lo bueno que llevaba dentro.
    En cuanto a la gnomita aún no se ha enterado que no por ser más grande el regalo es siempre mejor.

    (Una vez se me ocurrió decir”Las cosas buenas llegan en frascos pequeños” y alguien me contestó “y el veneno”)😁😁🤣🤣

    Le gusta a 1 persona

  4. Cuanto juego dan solo cien palabras. Muy grata tu visita comentada Virtudes 😁
    Ya sabes, ande o no ande caballo, en este caso regalo, grande. En esa villa todos eran bien villanos, los aldeanos sobornando a los duendes, estos cogiendo lo propio y lo ajeno. Y hasta los gatos riéndose de los unos y los otros. Seguro que del susto la gnomita el siguiente año al gato le devuelve la burla con alguna bromita.
    Y yo el mayor villano de todos que después de la cena cambié las etiquetas de los regalos 😂😂
    Un saludo 😁🖐️

    Le gusta a 1 persona

  5. Un relato muy tierno, viendo a Saki con esa pesada carga me estaban dando ganas de entrar en el cuento y echarle una mano… Menos mal que el gato ha sido amable y bondadoso en esta situación y no he tenido que intervenir.
    Muy bien, JM, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Me alegro de que te haya gustado Ivonne, dispón de él como te apetezca y al ser cortito seguro que tu nieta no tendrá problema en leerlo; ya estarás tú para explicarla que es un duendecillo si no lo sabe ya 🖐

    Me gusta

  7. Se lo envié, ahora no los tengo cerca, el ciclón nos pilló fuera haciendo obras y después… bueno después han venido malos tiremos tiempos, mi marido ha sido tocado por esto y yo sola en casa…
    Ya no sé cuándo volveré a ver a los niños, no sé cuándo podré volver a casa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .