Emociones en 50 palabras (agosto)

Ladrones de guante limpio El matrimonio se sonrió, con complicidad, al ver la orden de registro. Cuando terminaron, los policías, literalmente, no habían encontrado ni una sola fibra acusatoria. En el patio trasero, los tendales ondeaban victoriosos la ropa usada en su atrevido robo del museo, perfectamente lavada; sin rastro alguno del delito. Emociones en …