La tertulia de las diez: “La mujer de sus sueños”


Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez.


Todas las noches soñaba con ella, una elegante y atractiva mujer con la que mantenía largas conversaciones y cuyo rostro nunca lograba recordar al despertar. Hablaban de todo, si Él tenia una preocupación se lo contaba y Ella, como una buena amiga, le daba alguna sugerencia o reconfortaba según fuera el caso. Se podía decir que Ella era la mujer de sus sueños, al despertar la rutina diaria volvía a tomar las riendas.

Llevar maletines con información confidencial, valores, joyas o, incluso pequeñas obras de arte, era un trabajo bien remunerado y además le permitía viajar, a gastos pagados, cuando lo requería su porte. Una agencia de paquetería tan exclusiva, también le proveía de una importante póliza de riesgos y vida; en su caso, al carecer de familia e incluso amigos, si algo le pasara, el dinero se repartiría entre varias asociaciones benéficas.

Para él, su trabajo, solo era algo que le ocupaba el día hasta su cita con la mujer sin rostro. Por ello, tanto su vida laboral como su escasa social, acababa en la sobremesa de la cena cada noche; no había circunstancia o motivo alguno que consiguiera que Él prolongara su jornada, su vida privada era intocable.

Esa mañana en concreto notó como que era observado y una desconocida presencia, que escondida en su sombra, iba con él a todas partes. La entrega del maletín también tenia algo en particular, debía de viajar hasta una conocida capital europea y justo a las veinte horas entregarlo en una suite del mismo hotel que su empresa le reservó para pasar esa noche. No era la primera vez que hacía ese tipo de mensajería pero si en la que se sintió espiado.

A las 19:55 Él salió de su habitación con el maletín dispuesto a tomar el ascensor y subir hasta la última planta, allí estaba la suite donde seria entregado su contenido. Al abrirse la puerta, del elevador de lujo, solamente había un individuo dentro, bien trajeado y con toda la pinta de ir a alguna habitación de las plantas VIP. Efectivamente, solo que al pararse, en vez de salir su acompañante entraron dos más con sendos trajes, estos más clásicos pero también de buen corte.

El ascensor, a falta de una planta para llegar a su destino, se paró y los tres trajeados sacaron sendas pistolas automáticas con silenciador. La cosa no podía ser más clara, iban a quitarle el maletín sin que pudiera ser entregado en el piso justo superior. Él no perdió la calma, aún siendo esta la primera ocasión en que era intimidado con tres armas de fuego, y reculó hacia el fondo del habitáculo. Los tres sicarios trajeados también se posicionaron, uno en la puerta para bloquear el ascensor, otro enfrente del hombre con el maletín y el tercero de apoyo, en el lado contrario, del pequeño cuadrilátero.

Él levantó lentamente el portafolios metálico como ofreciéndoselo al trajeado de enfrente suyo, este sin bajar el arma intentó agarrarlo con la mano libre. La descarga del taser incorporado al maletín fue tan fuerte que el salió despedido hacia atrás chocando con el compañero que obstruía la puerta. Él en un segundo movimiento, con el brazo extendido, golpeo duramente en la cabeza al tercer trajeado en discordia; que todavía no sabía que demonios había pasado y siguió sin enterarse porque cayo totalmente noqueado del golpe en la sien. Por su parte, el del traje más elegante, que era el que estaba en la puerta quitándose de encima al compañero de la descarga eléctrica, tampoco tuvo tiempo de ponerse de pies, porque el taser ya se había vuelto a cargar y, en cuanto el maletín le rozo la mejilla, se acabó la función para él.

El hombre del portafolios metálico miró su reloj, faltaban dos minutos para las 20:00; así que, sin perder más tiempo, por el intercomunicador del ascensor notificó la presencia de tres hombres armados de pistolas automáticas con silenciador. A continuación, directamente, subió por las escaleras para entregar el contenido de su maletín; el mismo que, a punto, estuvo de no llegar a su destino. El hotel por su parte, aparte de las disculpas por el asalto, lo invitó a la estancia incluida una Cena Gourmet servida en su habitación. Para las 10:15, Él ya tenía todo hecho y como cada noche sobre esa hora, se encontraba en la cama leyendo. A eso de las 23 horas dejaría el libro en la mesita, cerraría los ojos para dormirse; Hoy tampoco tenia intención alguna de llegar tarde a la cita con la mujer de sus sueños.

Las circunstancias de la vida no las escogemos nosotros pero si podemos elegir la actitud para enfrentarnos a ellas. Él así lo hizo y no era ni valiente ni temerario, contaba con un comodín en la manga que, en este mundo, solo él lo sabía. En una de sus conversaciones con la misteriosa mujer de sus sueños, ella le dijo que solamente el día que al despertarse recordara su rostro, seria el día elegido por la Muerte para venir a buscarlo; mientras tanto, no correría peligro alguno, ni tampoco sufriría ningún tipo de accidente. 

Enamorarse de la Parca, en este mundo, esta limitado a los sueños pero también tiene sus ventajas; en el otro ya tendrán toda la eternidad para estar juntos de verdad.


 

Anuncios

9 comentarios sobre “La tertulia de las diez: “La mujer de sus sueños”

  1. Hola, pues la verdad yo creo que puede ser posible que creemos un ente llamado Muerte como conexión entre el mundo físico y el inmaterial.
    Tener la mente abierta con estos temas me parece más positivo que el miedo inculcado por las diversas religiones para someter a sus fieles.
    Saludos y, como siempre, gracias por comentar Ivonne 🖐

    Me gusta

Responder a JM Vanjav Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.