Los detalles o acontecimientos pequeños también son a tener en cuenta


Los pequeños detalles diarios son también engranajes de la Vida y nos sirven de aviso o, al menos, de testigo para acciones más importantes.  Su interpretación puede ser errónea, exagerada o pertinente, los que creen en supersticiones son muy dados a lo segundo, el resto o nos equivocamos o nos aproximamos.

El subconsciente cuando le está dando vuelta a algo es muy receptivo para estas cosas y fácilmente sugestionable. De hecho, si por ejemplo, en un día nos hemos tropezado, inconscientemente, tres veces pensamos que antes de acabar el día nos vamos a caer y lo que pasa es que sí nos volviéramos a tropezar (hay días que somos mas torpes que otros), al tener esa predisposición, lo más fácil es que así sea.

Ignorar las señales no nos hace tampoco estar por encima de ellas, debemos ser proactivos (palabra de moda) y procurar tener el resto del día, al menos una mano libre. Así cuando nos volvamos a tropezar, los avisos han sido de tener el día torpe andando, poder asirnos a algo y evitar el mal mayor.

No dudo que las premoniciones puedan existir, pero la imaginación hay que usarla para evadirnos de la realidad, no para autosugestionarnos sustituyendo el respeto que tengamos a lo desconocido por miedos.


Y si al final nos hemos caído, no miro a nadie es que tengo un espejo enfrente, lo mejor es olvidarnos un rato viendo una charlotada: 

Anuncios

18 comentarios sobre “Los detalles o acontecimientos pequeños también son a tener en cuenta

  1. A ver….. no soy de caerme, mejor dicho, no era propensa a ello, pero en tres años me he caído dos veces. En mi caso no hay previo aviso, voy y me caigo, me pilla tan de sopetón que por muy desocupadas que lleve las manos no me sirven de nada. Como dijo una amiga, tienes gracia hasta para caerte. Porque formo una L, primero caigo y después me deslizo, esto último me tiene fascinada (tendré que caer mas a menudo para hacer un estudio). En la fase del deslizamiento es cuando utilizó las manos evitando dejar los dientes en el trayecto. Como bien sabes, la mentó va mucho más rápido y en un segundo ves pasar la vida delante de ti, en mi última caída lo que vi pasar fue mi bolso que me adelantaba escupiendo lo que llevaba dentro. En este sprint llegué la última, quedando mis enseres personales en primera posición, el bolso en segunda y una menda con cara de tonta en tercera. Resumiendo, caí en el recibidor y aterricé en el salón, y mi casa no es pequeña. Como vez, caer es todo un arte. Buen día vecino.

    Le gusta a 2 personas

  2. Es más fácil que te ofendas tu conmigo que viceversa y lo veo muy improbable porque ya conoces mi sentido del humor.
    En cuanto a la chismosa parece que con el Percebe ha encontrado la horma del zapato y en cualquier momento puede haber otra trifulca en el vecindario 😂😂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.