Leyendas urbanas de mi ciudad: El puesto de la señora Jacinta

La señora Jacinta tuvo un puesto de chucherías, de las de verdad, toda su vida. Desde las chufas hinchadas en agua, hasta las aceitunas en fuente de barro, o las manzanas de caramelo, pirulis y hasta regaliz de palo. Pasar por esa esquina obligaba a volver la vista ante tan ricos manjares para niños y … Continúa leyendo Leyendas urbanas de mi ciudad: El puesto de la señora Jacinta

Anuncios