Hablar sin acritud


En estas últimas semanas, en España, tener una conversación sin subir el tono se está convirtiendo en una misión casi imposible. Yo no voy a sacar el tema que está en boca de todos y ni siquiera, meterme con los instigadores de este posicionamiento.

Toda esta parafernalia me demuestra, que nuestro nivel sociocultural no llega al aprobado, por eso repetimos, una y otra vez, cada vez que somos examinados. Las posturas encontradas hasta en personas, habitualmente tranquilas, ya me resulta molesto.

Por suerte aquí, en El Universo Bloguero, sólo tengo que evitar leer los de temática política, para comunicarme en paz y sin tener que alistarme en ningún bando. Y no es mirar para otro lado, simplemente, pasar de su circo y falta de respeto a la inmensa mayoría, es decir los paganos de siempre.

Además, en mi red comunicativa, hay suficientes temas para opinar e incluso para gastar alguna broma, lo cual significa que no me encuentro sólo, en esta Anticruzada de fanatismos fuera de época y fuera de lugar.

Para acabar un chiste con algo de intención:

Sabéis por qué a los intransigentes no habría que dejarles conducir con manos libres? Muy fácil, porque cuando les suena el móvil, lo primero que hacen es soltar el volante.

4 respuestas para “Hablar sin acritud”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .