Los cobardes siempre solemos perder las primeras batallas

Me acuerdo de mis tiempos de escuela, en el siglo pasado por supuesto, cuando las desavenencias se zanjaban en una pelea. Yo no era, precisamente, beligerante, sino todo lo contrario, totalmente consecuente, con mi cobardía. Pero no siempre conseguía librarme, y bien a puños o llaves, como decíamos antes, me veía recibiendo golpes, inmovilizado; o, …

Las prioridades y las obligaciones de la Vida

A primera vista, tanto nuestras prioridades como las obligaciones que tenemos, viajan con nosotros en la misma maleta. Bueno, las primeras nos las debemos consensuar nosotros con nuestra actitud; y la segundas, generalmente, nos vienen impuestas y nos cuestan dinero. Básicamente, las prioridades van en nuestra maleta personal, nuestras cosas íntimas, el neceser de nuestra …