Yo creo que todos cuando vimos esta escena nos la creímos y eso que sabíamos que era una película. Eso es soñar con los ojos abiertos, una facultad que nos permite mezclar ficción y realidad en el mismo tiempo y espacio desafiando cualquier ley física o lógica.

Saber que nuestro deseo es una ficción no nos quita la ilusión de imaginarlo como real. Y mientras tengamos este tipo de paradojas nos sentiremos vivos, la imaginación nos puede llevar al instante a donde deseemos y volver también…

Una lectura, oír una música, ver una película, un oler una fragancia o tener un simple pensamiento son la llave que nuestro cerebro necesita para evocar un recuerdo, crear una ficción o una simbiosis de ambos. Una vida sin imaginación ni fantasías es como existir sin pensar o estar sin ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s